Home / Flores / La Rosa y su difusión

La Rosa y su difusión

 

De todas las flores que la humanidad ha cultivado, posiblemente ninguna sea más importante como la Rosa. Su presencia parece estar en todas partes y desde tiempos inmemoriales. Especialmente en aquellas zonas de donde las diferentes variedades de rosa son autóctonas, como el Extremo Oriente o el Mediterráneo, y luego en todo el mundo, la Rosa parece ser una parte fundamental del bagaje simbólico de la humanidad.

Incluso se ha escrito una amplia bibliografía acerca de su historia e importancia cultural, donde múltipes autores de todas partes del globo intentan descubrir qué es lo que hace a esta familia de flores tan especial.

La Rosa en el mundo

Se llama ‘Rosa’ a un conjunto de unas cien especies de arbusto de tipo espinoso, representante de la familia ‘Rosaceae’. Estas diferentes especies son generalmente nativas de diferentes regiones del continente asiático, desde el extremo oriental del mismo hasta el Cercano Oriente y las regiones al norte del Cáucaso. También existe un pequeño grupo de especies nativas de Europa, África Septentrional y Norteamérica.

Sin embargo, hoy en día las distintas variedades de rosas se extienden por todo el globo. Están ampliamente difundidas como flores de corte, y como tales se comercializan a todo el mundo. Además son muy apreciadas como flor de jardín, por lo cual se las puede ver extendidas en regiones de donde no son nativas, particularmente en el hemisferio sur del planeta. Desde jardines hogareños hasta el ámbito del paisajismo profesional, las distintas variedades de rosa están dentro de las más utilizadas por la jardinería mundial.

De hecho, algunos de los países líderes en la producción de rosas para corte están ubicados en zonas donde no hay especies nativas. Países del norte de Sudamérica como Ecuador y Colombia, y africanos como Kenia y Etiopía, se encuentran hoy a la cabeza de la producción global de rosas de todo tipo, aprovechando el clima soleado que beneficia su crecimiento.

Su importancia cultural

Culturas y civilizaciones de todas partes del globo han utilizado la Rosa como símbolo de reconocimiento, estatus, y belleza. Grandes dinastías como los Tudor, por ejemplo, la incorporaron a su simbología y la difundieron a través de todo su vasto imperio.

La Rosa también está relacionada en todo el mundo con el amor romántico. Seguramente ésta es una de las razonas por las que aun hoy su difusión no ha dejado de extenderse por todo el globo.